El blog oficial de Tania A. Santos

sábado, 12 de mayo de 2018

El debate interno | Letras de Tania

El corazón y el cerebro son el balance perfecto, mientras nosotros hagamos rendir ese balance con nuestras decisiones. Al menos, es algo que he aprendido con el tiempo, la reflexión y la experiencia. 

Pensaba en la forma en la que he tomado muchas de las decisiones de formación a lo largo de algún tiempo, y me vino a la mente este diálogo que me pareció gracioso y el perfecto ejemplo entre el debate que atravieso todo el tiempo cuando de un lado se tienen las cosas que DEBEN ser terminadas rápido y pronto, y del otro las cosas que son a corto plazo, pero que de una u otra manera me han ayudado a desarrollarme en otras áreas de mi vida.

No me detengo mucho en el desarrollo de esta idea porque todo queda claro más abajo. Los dejo disfrutar de este chispazo de letras que se desarrolló de una manera muy distinta a las de siempre. 

El debate interno

(Intento de guión)

CORAZÓN

¡Mira! ¡Una nueva afición que podrías cultivar! ¿Nos apuntamos?

CEREBRO 

Espera, que no has terminado este proyecto. 

CORAZÓN 

¡Pero está barato, y además tiene descuento! Además de que podrías escribir de otras maneras, en nuevos proyectos y con otros idiomas. ¿No suena genial?

CEREBRO

Sí, suena genial, pero no tiene caso apuntarse a tantas cosas para desarrollar otras habilidades, si ni siquiera has concretado ESTA que tienes ENFRENTE. 

CORAZÓN

Ay, ándale, sólo un ratito. No te va a quitar mucho tiempo. 

CEREBRO 

Eso dijiste hace seis años, y míranos. 


*El Corazón llora caprichosamente y corre a encerrarse en su habitación, mientras que el Cerebro permanece con los brazos cruzados y resopla con resignación*

CEREBRO

Ya era hora de que le ganara un round. Todos los anteriores los había ganado él.


¿Les ha pasado algo similar? ¿Qué tan alocados son los debates entre su corazón y su cerebro? ¡Cuéntenmelo todo!

Espero que les haya gustado este fragmento sabatino de letras. Como siempre, les agradezco mucho que compartan las publicaciones para darles más difusión.

Si te gustó este pequeño experimento escrito, te invito a leer los demás que he dejado en este blog haciendo click AQUÍ. También puedes seguirlo a través de sus redes sociales.

¡Muchas gracias por leer, por compartir conmigo este momento, por estar aquí!

¡Nos leemos pronto!

Tania S.


1 comentario:

  1. Hola Tania,
    Los debates internos... Sí que los he tenido. Entre lo correcto, lo que se debería y lo que me apetece. Uff!! así a simple vista ya cansa. Sobre todo porque tu has planteado dos el Cerebro y el Corazón pero te propongo ese cajón del "Lo que realmente me gustaría" que se tiende a asemejar al corazón cuando creo que , (Por hacer un poco de reflexión y debate) es lo más difícil de llevar a cabo y nos ponemos en el filo del acantilado, atreviéndonos a llamarlo 'Libertad', a sabiendas que el corazón siempre confunde todo con la pasión y lo desvocado. Mientras la razón del cerebro nos crea la confusión. Alojando el estómago el manojo de nervios por esa "Libertad" : de hacer lo que nos place, lo que sentimos y nos nace.

    Lo que si sé es que hay un caos interno que a veces, parece que no se pone de acuerdo con nada. ¿A quién hacer caso primero?

    Me ha encantado tu reflexión. Es la primera vez que te leo y bueno, espero poder leer más de ti. Saludos!!

    ResponderEliminar