El blog oficial de Tania A. Santos

miércoles, 21 de febrero de 2018

¿No sabes qué poner en tus libretas vacías? Te doy algunas ideas | Letras de Tania

¡Hola, queridos lectores!

Espero que estén pasando un excelente día. 

Disculpen la tardanza, pero me llevó un poco más de lo planeado hacer esta publicación especial. 
Un cuestionamiento vino a mi cuando estaba subiendo fotografías en Instagram de algunas de mis libretas. Varias personas me comentaron que tienen muchas libretas y que no saben en qué utilizarlas, y me pareció algo muy curioso porque yo colecciono libretas de los lugares a donde voy, que me regalan, e incluso aquellas que sólo por parecerme bellas y prácticas. Así que si piensas que eres compradora compulsiva o coleccionista cuando se trata de libretas, déjame decirte algo: no estás sola. 

Soy una gran coleccionista de papelería y me encanta darle un uno especial a cada cosa, por lo que impulsada por estas interrogantes, me aventuraré a mostrar algunos de los usos que les doy a mis libretas, 


1. Frases 


Una cosa es segura en mi vida: me fascina leer. En muchas ocasiones he leído frases en libros, en internet o escuchado en algún lado y son mensajes que me gustaría guardar por siempre para poder revisar dentro de un tiempo. Es por ello que tomé una de mis libretas y la dediqué de lleno a la recolección de frases que me vaya topando por ahí, y que me gustaría leer mil veces. 

Puedes catalogarlas como quieras. Algunas personas las pondrían por tema, pero yo prefiero ponerlas por autor, y por libro (o lugar) en el que las encontré. Como habrán visto en mi publicación anterior, leí una novela magnífica de la que saqué algunas frases memorables. De igual forma, recopilo frases de  mis autores preferidos y las agrego a esta libreta, agregando una que otra decoración o dibujo que maneje el tema de las frases que estés copiando. Esto es un detalle para los que son aficionados de la decoración, por supuesto.


2. Traslados cortos


La libreta de traslados es una de las que más pronto se termina dentro de mi colección, por lo que he reunido a lo largo de mucho tiempo algunas que han comenzado y terminado con este propósito. 
Esta libreta debe ser siempre ligera, y pequeña la mayoría de las veces. El uso puede ser universal. Puedo escribir en ella cualquier pensamiento, mapa, diagrama, reflexión, dibujo, o lo que se me ocurra en mis caminos, visitas familiares o reuniones de amigos. Es una forma de descargar las ideas en el papel de manera rápida y discreta, sin contar con que quede escrito con la mejor letra. El objetivo de este tipo de libretas será siempre atrapar las ideas antes de que te distraigas y escapen volando.

Libreta ligera y delgada para traslados

3. Viajes 


Cuando vamos a hacer un viaje largo y somos personas despistadas (como es mi caso), siempre viene bien destinar una libreta para anotar todo lo necesario. Desde números de emergencia, palabras y frases clave (en caso de viajar a un país con idioma extranjero), una lista con todo lo que debes empacar para no olvidar nada, tu itinerario de viaje, y por supuesto, espacio necesario para pegar boletos, folletos, o detalles que vayamos recolectando en el transcurso y que hayan representado algo especial de dicho lugar. Este tipo de elementos, acompañados por palabras de nuestro puño y letra cuando tenemos las emociones frescas y la vista despejada, pueden acumularse para formar una excelente bitácora de viaje. Al final puedes imprimir las fotografías que hayas tomado durante tu travesía, e incorporarlas a la libreta. Mientras más fresco todo, mejor, sobre todo a la hora de escribir reflexiones o anécdotas sucedidas en cada uno de los lugares que vayas visitando. 

No olvides incluir nombres de lugares especiales y fechas en las que fueron visitados, pues toman parte importante de la composición de esta libreta, ya que al completarla tendrás a la mano una crónica de tu viaje y tu percepción de él a medida que lo estabas experimentando. De alguna forma esto hará que rememores de una manera más especial tu aventura.

Libreta que utilicé durante mi último viaje

4. Inspiración


Si eres una persona que se dedica a crear, sobre todo en el panorama artístico (escritura, pintura, fotografía, etc.), es común que sucedan momentos en los cuales estamos completamente en blanco, sin tener idea de qué camino tomar; a veces incluso no tenemos la actitud adecuada para el proyecto que se nos presenta. Momentos como ese son ideales para que entre en el juego esta libreta. 

La idea de la libreta de inspiración es componer en sus páginas palabras, pensamientos, dibujos, recortes, etiquetas o lo que se te ocurra, como una especie de "nicho personalizado al gusto", para llenarte de las emociones que consideres necesarias en ese momento para poder crear. 

Incluso si no te dedicas a hacer ninguna actividad artística, puedes llenar esta libreta con fotografías o pensamientos bonitos de todo aquello que te haga sonreír, para que siempre que te sientas triste recurras a ella, y encuentres en algunos de sus elementos una especie de apoyo para darle la vuelta a las emociones negativas. 


5. Imágenes para redes sociales 


Este puede resultar muy variable, ya que no todos contamos con una red social que frecuentemos en aras de conectar con más gente. En mi caso, utilizo bastante Instagram y publico frases y las portadas de los libros que estoy repasando últimamente. En esta libreta suelo escribir y decorar a mano las frases que decido poner en el perfil, y donde quedan almacenadas en caso de que quisiera revisarlas después sin tener que recurrir de manera directa a la aplicación. Además, funciona como una especie de respaldo en caso de que por alguna razón se me pierdan las fotografías. 


6. Cartas 


Esta es una de las libretas de la que más me cuesta hablar, pero que a la vez considero bastante útil. En ella destino cartas a gente que he dejado de frecuentar, a gente que se ha desvanecido con la distancia y el tiempo, y además a gente que ya ha partido de este mundo. Pongo en estas cartas todo aquello que me hubiera gustado decirles y que por el destino o la fatalidad, jamás podré volver a decirles de frente. 

Escribir estos pensamientos a manera de cartas me libera de las emociones contenidas que tienden a acumularse cuando hay mucho que decir a una persona, y esta ya no tiene vida o tiempo para saber lo que siento o pienso. En casos como el mío, recomiendo bastante tener este espacio.



7. Bullet Journal, o planeador 


Esto del Bullet Journal es una novedad en mi vida, pero me ha resultado bastante bien para hacer un registro de las actividades que realizo en cuestión a mi trabajo y a mi escritura. Registro en una libreta que compré hace mucho tiempo calendarios, rastreadores de hábitos de escritura, lectura, actividad física, número de palabras escritas al día, registro de cursos o actividades que tengan que ver con la escritura, colecciones de libros por leer, o por revisar para seguir mejorando, etc.

El objetivo primordial de este sistema de organización es que se adapta a tus necesidades. Lo regular es utilizarla para el día a día, recordarnos citas médicas, tareas de la escuela, películas y series por ver, etc. Por ello, yo he adaptado el sistema a los asuntos que necesito enfatizar en mi vida. 


8. Notas de lectura 


Para aquellos que leen mucho, ya sea por estudio o por gusto, siempre es buena idea llevar una libreta con notas sobre lo que se está leyendo, ya que nunca está de más anotar el nombre de los personajes, o de lugares curiosos por si hace falta investigar algo al respecto de ellos. En mi caso, me gusta bastante poder anotar pequeñas síntesis o resúmenes de los capítulos del libro conforme van ocurriendo, porque a la larga me facilitan el diálogo si quiero comentar la lectura con distintas personas más adelante. 

Esta herramienta me resulta de mucha utilidad en ese aspecto, porque asisto desde hace más de un año a un club de lectura en el que comentamos aspectos diversos de las lecturas que decidimos cada mes y medio. 

Si lo vemos desde el punto de vista práctico, recomiendo mucho esta libreta para repasar una lectura sin tener que leer de nuevo el libro completo. 


9. Cursos y clases

Si aún están estudiando, las libretas siempre serán el soporte básico para ti. Hace varios años que yo terminé la universidad, pero sigo tomando cursos presenciales y en línea de diversas materias, por lo que utilizo bastante las libretas para guardar y almacenar los apuntes de cada curso. Cuando no me termino una libreta con uno solo, suelo llenarla con dos o hasta tres de estos. 

Un consejo: si llegas a hacer esto, no olvides colocar un índice o nota al inicio de cada libreta para que sepas qué materias contiene cada una, y agrega divisiones entre cada curso para que puedas encontrar lo que necesitas con más facilidad.

La libreta que estoy utilizando en un curso en línea actualmente

10. Diario 


El viejo y confiable diario. Sí, destino una de mis libretas cada temporada para llenarlas con los pensamientos de cada día. Aunque hay ocasiones en las que pierdo la constancia, siempre regreso a esos momentos en los que me siento y relato los pensamientos que rondaron mi cabeza, o a veces simples reflexiones que ayudan a desenredar los hilos de los conflictos cuando pasan demasiado tiempo dentro de nuestra mente. Escribir lo que pasamos y sentimos, ayuda bastante a procesarlo y a buscar soluciones a los problemas, casi siempre de manera inconsciente.

El diario de temporada

Como pudieron observar, las libretas realmente tienen mucha utilidad. No sólo nos fascinan por su bella apariencia, sino también por su practicidad como herramienta. Aunque ya se combinan bastante con los soportes electrónicos hoy en día, tener las cosas escritas en papel y en digital siempre sera una forma segura de mantener tu información respaldada y a la mano. 

TIP eterno: recuerda tratar de tenerlas ordenadas. 
TIP eterno #2: si tienes libretas bonitas que no quieres usar porque sientes que vas a arruinarlas, estás quitándoles su propósito en esta vida. Cuando yo sentí esto alguna vez, me puse a practicar mi caligrafía y compré un bolígrafo que pintara muy bonito para compensar la inseguridad que tenía. Esto me ayudó a romper la barrera que me separa de mis libretas más bellas, y ahora no tengo miedo de utilizarlas. 

Y bueno, amigos, este es el fin de mi publicación. Espero que les haya gustado. 

Si te gusta el contenido que publico en este blog, no olvides comentar, compartirlo a tus amigos, y seguirlo a través de las redes sociales, o poniendo tu correo en la barrita del lado derecho. 

¡Muchas gracias por leer!
¡Nos leemos pronto!


Tania S.


1 comentario:

  1. Yo comencé a utilizarlas para escribir borradores de entradas para mi blog y me ha ido de maravilla, es como recuperar el romanticismo de escribir, además de que puedo redactar un artículo en cualquier lugar en donde no tenga la PC o la laptop a la mano. Sin duda es una de las mejores cosas que he hecho ultimamente. Saludos :).

    ResponderEliminar