El blog oficial de Tania A. Santos

sábado, 13 de enero de 2018

¡Nos vemos en Buenos Aires! | Letras de Tania



Todo está listo:

- Las maletas hechas.
- La ropa planchada.
- Los dulces escondidos dentro de la bolsa de mano.
- Los documentos cerca en todo momento.

Me traslado como puedo al aeropuerto, en donde por suerte, no detectan mis dulces.

En la sala de abordaje te envié un mensaje: “Nos vemos en Buenos Aires”.

Llegó a ti, y volvió una respuesta emocionada: “Acá te espero, cariño mío”.

¡Dios! 

Solo de pensar en ti, mi corazón salta de alegría. Imagino mil veces cómo será este reencuentro, después de algunos meses separados por trabajo y por nuestras familias.

Pero pronto eso va a cambiar. Estoy a 19 horas en avión para encontrarme en tus brazos, para besar tus labios, para sentir tu cálida y deliciosa piel.

Subí al avión con la calma con la que siempre lo he hecho. Nada me detiene ni me alenta, aunque los demás pasajeros no compartan mi tranquilidad.

Todo parece moverse en sincronía, y a la perfección.

Me toca un asiento junto al pasillo y veo a la gente acomodarse, para encontrar sus lugares. Todos estamos cansados, ya que tomar un vuelo de madrugada siempre va a pesar más en el cuerpo que si fuera diurno, sobre todo si hay niños.

Después de observar por unos minutos a la gente, me quedé dormida en mi asiento hasta que despegamos, y más tarde dormité también, hasta que llevábamos unas buenas cuatro horas de vuelo. La espalda me duele un poco, pero lo soporté con agrado y me puse a leer un poco en lo que las aeromosas traían el desayuno. 

Acabo de solicitar un vaso extra de jugo de naranja y se me ocurrió comenzar a redactar esta pequeña crónica del viaje, para que sepas cómo fue el trayecto hacia el final de nuestra separación; el camino para estar juntos.

Nos vemos en Buenos Aires, mi amor. Ya falta poco.

...

NOTA ENCONTRADA EN EL AVIÓN QUE CAYÓ POR FALLAS MECÁNICAS EN MEDIO DE LA SELVA. NO HUBO SOBREVIVIENTES. LA NOTA SE LE HIZO LLEGAR A SU DESTINATARIO, ANTES DE QUE LE FUERA ENTREGADO EL CUERPO DE SU PROMETIDA.


No hay comentarios:

Publicar un comentario